19 febrero - 20 Marzo

Piscis


Piscis es un signo de agua y es el último del Zodiaco. Se conoce como el signo del poeta y del místico. Tanto el poeta como el místico tratan con el mundo de la imaginación o del espíritu que se halla más allá del mundo material. Como todos los signos de agua,
Piscis se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales.

Como nativo de Piscis, el pez, tienes una inclinación natural a hundirte en ti mismo, hasta descender a las profundidades del subconsciente. Te atrae lo oculto, y te identificas con algo más allá del mundo cotidiano que vemos y conocemos con nuestros sentidos físicos.

Con el Sol en Piscis, eres modesto, servicial y, sobre todo, sensible. Estás abierto a toda clase de impresiones, lo cual puede dificultar tu facultad de discriminación. De hecho, a menudo te cuesta tomar decisiones, ya que Neptuno, el regente de Piscis, es un planeta nebuloso, indicando una tendencia a pensamientos vagos. De ahí el riesgo de buscar una escapatoria de la cruda realidad de este mundo a través de medios artificiales como el alcohol o las drogas.

Te conviene intentar ser más determinado, canalizando tus energías hacia objetivos concretos. No debes permitir volverte dependiente de la buena voluntad de otros, sino que debes insistir en situarte sobre tus propios pies. Tu reto consiste en superar tu miedo y volverte consciente de tu enorme potencial creativo.

Gracias a tu extraordinaria sensibilidad, eres capaz de percibir el más mínimo cambio de humor en tu entorno. A veces es difícil decir si es una bendición o una maldición, porque una perspicacia tan desarrollada puede causar confusión interna. Actúas como una esponja absorbiendo todo sin discriminación, y luego te preguntas cuáles son tus propias emociones y opiniones.

Por el lado positivo, puedes destacar en las bellas artes, especialmente la pintura y la música, porque sabes expresar intuitivamente tus sentimientos delicados por medio del color, de la forma, del ritmo y del sonido, elevando tu audiencia a los niveles más sublimes de la existencia. Puedes llegar, en este caso, a convertirte en una persona con un mensaje espiritual o místico.

La simpatía, tolerancia y compasión, que son cualidades invariablemente conectadas con Piscis, te otorgan la capacidad de comprender y ayudar a tu prójimo con máxima eficacia. Ningún otro signo posee la cualidad del autosacrificio tan desarrollada como Piscis, y tu junior fuerza es tu capacidad de inspirar, apoyar, elevar y curar a otros.